Episcopal Partners Celebrate Five-Year Program Achievements for Healthy Children in Zambia

7 Enero 2013

El décimo cuadernillo anual de Meditaciones para la Cuaresma de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo ahora se encuentra disponible en inglés y español. Encontrará el cuadernillo en formato PDF y otras publicaciones de Cuaresma en la página web de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo: www.episcopalrelief.org/Lent. Para recibir devocionales diarios por correo electrónico, inscríbase en línea.

“Nos complace ofrecer estos materiales para la Cuaresma y esperamos que las familias, los individuos y las congregaciones se enriquezcan con ellos esta temporada”, comentó Pamela Penn, Directora del Programa para la Participación en la Iglesia. “El devocional de este año, escrito por un grupo de líderes de la Iglesia Episcopal de diversa trasfondos, nos ayuda a concentrarnos en aliviar el hambre alrededor del mundo a la vez que nos preparamos para la sanación espiritual”.

Puede ordenar las Meditaciones para la Cuaresma en la Tienda Episcopal en línea o llamando por teléfono a 1.866.937.2772. También hay cofres de la esperanza, tarjetas de oraciones, marcadores de libros y sobres para las ofrendas, y se pueden utilizar junto con el cuadernillo devocional. Recomendamos que tanto las iglesias como los individuous hagan sus pedidos, no mas tarde de el viernes 1 de febrero, para garantizar que reciban los materiales a tiempo para el 13 de febrero, Miércoles de Ceniza.

Además, invitamos a las congregaciones a conmemorar el Domingo dedicado al trabajo de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo el 17 de febrero, que es el primer domingo de la Cuaresma, o en otro domingo de la temporada que les resulte conveniente. En la Convención General de 2009 se designó oficialmente a la Cuaresma como un tiempo para recordar y apoyar la obra de esta importante organización, cuyo trabajo está dedicado a salvar vidas. En este domingo especial, las congregaciones oran por las personas que viven en la pobreza y hacen una ofrenda para colaborar con el Fondo de Necesidades Globales de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo, que brinda asistencia en los sitios que más la necesitan.

“La temporada de Cuaresma nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre nuestras vidas y sobre la manera en que nos relacionamos con los demás, tanto con los que están cerca como con los que están lejos”, expresó Rob Radtke, Presidente de la agencia. “Este año especialmente nos enfocamos en el alivio de hambre y en la labor que realizan los socios locales de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo para mejorar el suministro de alimentos y la nutrición en sus comunidades. Cuando experimentamos el hambre física durante el ayuno cuaresmal o reconocemos el hambre espiritual de nuestras vidas en esta temporada, nos predisponemos a ver el hambre en todas sus formas. Al recordar a la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo y la obra que lleva a cabo en nombre de todos los episcopales, podemos ayudar, con el espíritu y con la acción, a combatir el hambre en el mundo que nos rodea”.

En la página web, www.episcopalrelief.org/Lent, puede encontrar muchos recursos y directrices sobre como celebrar el Domingo dedicado al trabajo de la Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo, así como ideas para el resto de la temporada de Cuaresma. Si tiene alguna pregunta, escribi al churchengagement@episcopalrelief.org o llama al 1.855.312.HEAL (4325).

La Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo es la agencia internacional de ayuda y desarrollo de la Iglesia Episcopal y una organización 501(c)(3) independiente. La agencia sigue el mandato de Jesús en Mateo 25. Sus programas buscan alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio. La Agencia Episcopal de Alivio y Desarrollo trabaja en estrecha colaboración con la Iglesia a nivel mundial y los socios ecuménicos para ayudar a reconstruir sitios que han sufrido catástrofes y a fortalecer a las comunidades locales para que puedan encontrar soluciones duraderas que combatan la pobreza, el hambre y las enfermedades, incluidos el VIH/SIDA y la malaria.